The Cleansing Hour

6.4
Millennials y emprendedores, Drew y Max se dedican a transmitir exorcismos en directo, aunque, en realidad, las posesiones no son nada más que una puesta en escena. Hoy el destino les tiene reservada una vuelta de tuerca: la actriz protagonista del show ha sido poseída por un demonio de verdad, que alberga misteriosas intenciones. Para colmo, la víctima de la posesión es la novia de Drew. The Cleansing Hour Critica: Otra de exorcismos, en esta ocasión versión actualizada para millennials o eso parece a simple vista. ¿Qué hay detrás?, pues una película interesante y muy divertida que sabe jugar entre continuos guiños a la generación Y, y una sucesión de imágenes magníficamente rodadas sobre posesiones y otros aditivos terroríficos. La historia, sin apartarse excesivamente de las premisas de este tipo de films, aporta elementos que la hacen muy atractiva y adaptada a los tiempos que corren. Esto contiene elementos peligrosos tales como que de aquí a unos años puede quedar muy desfasada, visto lo visto en cuanto a evolución de la tecnología. Pero no corramos tanto, hoy toca degustar The Cleansing Hour. Drew y Max se dedican a un lucrativo negocio consistente en realizar exorcismos fake en streaming. Cuando Lane, la novia de Drew y actriz de segunda fila, se ofrece para sustituir a la persona que originalmente estaba prevista, un verdadero demonio la posee. La primera incredulidad acaba convirtiéndose en la peor de sus pesadillas. Magnífica idea llevada a la pantalla de manera convincente. Su ritmo constante y vertiginoso ayuda a que se nos pasen por alto algunos detalles. Sin embargo la idea troncal se mantiene firme a través de un guion muy bien elaborado que va desgranando la historia hasta la explosión final. Es como un in crescendo en el que casi ni nosotros nos creemos lo que está pasando. Cuando parece que todo ha llegado al final vuelve a explotar la violencia a través de unas imágenes impactantes, muy bien rodadas a pesar de su parquedad. Los demonios y otras criaturas del más allá van apareciendo, al principio tímidamente, más adelante en todo su esplendor llegando realmente a aterrorizar. Igualmente nos pone los pelos de punta la transformación de Lane, la cual va ocurriendo a fuego lento ya que si hubiera sido de golpe, la película hubiera quedado reducida a un cortometraje, precisamente el antecedente de este film rodado en 2016. Nosotros, y creemos que el público, nos alegramos de que haya podido realizar en toda su extensión, esto le permite profundizar en las historias de los personajes. Nombrar, faltaría más, los excelentes efectos especiales, maquillaje y stunt que sin ser espectaculares cumplen con su cometido. El hecho de no convertirlos en protagonistas ayuda a que la historia acabe siendo bastante realista a pesar de lo que se nos cuenta. El reparto está encabezado por Ryan Guzman y Kyle Gallner, una pareja que, cada uno en su papel, saben dar un toque muy particular a sus papeles. Por otro lado tenemos a Alix Angelis a la que le toca interpretar a la poseída. Lo hace de manera magistral, en un registro no apto para personas sensibles. Estamos ante una película que colmará todos vuestros deseos más siniestros. Su puesta en escena, su historia y su desarrollo hará que disfrutéis de principio a fin. Recordad que es un film sobre exorcismos, no hace falta decir nada más.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080P Español Latino 06/02/2021 2.05 GB 626 Descargar

También te puede interesar

El regreso del demonio

Misterio Suspense Terror Western
4.3

La historia transcurre entre la primera y segunda entrega y en ella, el escéptico Sargento Tubbs, unirá sus fuerzas con un grupo de armado que quiere destruir a The Creeper de una vez por todas. A medida que se produce un sangriento enfrentamiento entre ellos, podrán descubrir los orígenes de la criatura. El regreso del demonio Critica: Decepcionante es la accidentada tercera entrega de ‘Jeepers Creepers’, que, tras una primera parte sobresaliente y una segunda muy entretenida, y que además respetaba el espíritu de la original, aunque sin llegar a esa magistral primera media hora. Casi nada queda de esas películas en esta tercera película. La historia sucede entre esas dos primeras películas, pero con tantas imprecisiones que impiden poder ubicarla realmente en el tiempo, el Sargento Tubbs (Brandon Smith), convoca a un ejército que se ha armado para combatir al demonio el cual es liderado por el Sargento Tashtego (Stan Shaw). Mientras lo buscan para emprender su caza, Gaylen (Meg Foster), una mujer que tiene encuentros con el fantasma de su hijo asesinado por The Creeper, busca saber el contenido de un paquete oculto por su hijo y que presume pude contener información que pueda servir para acabar con él, por lo que pide a su nieta Addie (Gabrielle Haugh), quien vive con ella, para que se vaya de la casa ante la inminente llegada del monstruoso ser. La historia, rebuscada, con muchos sinsentidos y bastantes atropellos a lo planteado en las películas anteriores, va estableciendo situaciones que no son retomadas en el transcurso de la historia, tratando de insertarla de manera lógica entre los hechos de ambas películas, lo que nunca consigue. Entre los muchos errores que se encuentran en la historia, están ciertos aditamentos del camión, nunca mostrados anteriormente y que carecen de sentido, así como el comportamiento errático de la criatura, quien viola la lógica de su personaje en varias ocasiones, y lo peor, es mostrado en varias ocasiones en primeros planos, lo mismo que se muestra todo el interior del camión, dejando el suspenso de lado. Ante tanto despropósito, por consiguiente, esta tercera parte no logra crear atmósfera alguna, la tensión está ausente en todo momento y el tedio se apodera de una historia que supo contarse de mejor manera en el pasado. Lo peor es que deja todo listo para una cuarta entrega. http://tantocine.com/el-regreso-del-demonio-de-victor-salva/

Puertas abiertas

Suspense Terror Thriller
3.7

Un adolescente (Dylan Minnette) y su madre (Piercey Dalton) se ven asediados por fuerzas amenazadoras cuando se mudan a una nueva casa. Puertas abiertas Critica: No había entrado en esta página antes de verla, por lo que me ha pillado de sorpresa, el momento en que pasé a valorarla y vi que los usuarios la habían puntuado globalmente con un 3. Lo cierto es que su desconcertante final me ha sorprendido positivamente, al abrir una nueva perspectiva a un género que lleva décadas alimentándose de sustos y miedos repetitivos. Pensaréis que estoy loco, y debo aceptarlo si así sucede, pero en su tramo final me recordó a EL DIABLO SOBRE RUEDAS la primera película de STEVEN SPIELBERG. Quien la haya visto me entenderá... Y quien tenga curiosidad, lo aclaro en la Zona spoiler... No me aburrió en ningún momento, porque las historias cruzadas que incluía, alimentaban mi curiosidad que se sintió satisfecha con un final tan sorprendente, como asombroso, singular e imprevisto. Un 6

Cuando las luces se apagan

Drama Misterio Suspense Terror
6.3

Rebecca es una joven que es perseguida desde niña por Diana, un ser extraño que sólo puede atacar en la oscuridad. El espíritu de Diana está relacionado con la madre de Rebecca. Ahora que se está convirtiendo en adulta, Diana va a por su hermano pequeño, Martín. Cuando las luces se apagan Critica: Común cinta de terror que daba para algo más pero no se atreve a salir de la confortante zona del señor tópico, donde los personajes simples y los sustos fáciles campan a sus anchas mientras la historia queda marginada en un rincón sin luz. Tiene buen ritmo, acertada ambientación y el juego de luces y oscuridad logra alguna escena inquietante. Ahí se termina todo. Los personajes son planos, completamente irreales, desde la joven de cara bonita, fuerte, decidida y responsable, al novio bueno, amable y comprensivo, el niño sincero, maduro y bondadoso, y la madre de buen corazón, sacrificada por la familia. Vomitivo. Sobran todos. Y acechando se encuentra un ente malvado que asusta y mata porque sí, muy feo y muy malo. La historia no tiene ningún sentido. Te mal explican el pasado del fantasma diciendo cuatro tonterías ilógicas en un par de minutos y se quedan tan anchos, como si eso diera una aclaración coherente a su condición, el que aparezca con la oscuridad o que esté ligado de alguna forma al personaje de la madre. Tampoco se profundiza nada en esa relación de la madre y su amiga cuando toda la película gira en torno a eso. No hay un giro argumental que dé sentido a lo que vemos, y mucho menos una doble lectura que bien podría tener cabida en la trama (como un paralelismo entre la seguridad de la luz e inseguridad de la oscuridad con la amistad, las relaciones familiares o la propia naturaleza humana). Eso es mucho pedir pero si no vas a contar absolutamente nada más que el cuento de un fantasma aterrorizando una familia perfecta porque sí… Pues apaga la luz y vete a dormir, aportarás más al mundo. Lo mejor es el final. Como los personajes te dan igual y la historia no tiene lógica y está mal contada es un final que te deja completamente indiferente, pero con las cosas bien hechas sería una interesante resolución. No puedo terminar sin destripar la historia en el spoiler, que es una risa.

Resident Evil: Capítulo final

Acción Ciencia ficción Terror
5.9

La humanidad está agonizando tras la traición sufrida por Alice a manos de Wesker. Alice deberá regresar a donde la comenzó la pesadilla -Raccoon City-, ya que allí la Corporación Umbrella está reuniendo fuerzas antes de un último ataque a los últimos supervivientes del apocalipsis. En una carrera contra el tiempo, Alice tendrá que unir fuerzas con viejos amigos y con un inesperado aliado en una batalla contra hordas de zombis y nuevos monstruos mutantes. Será la aventura más difícil de Alice para salvar a la humanidad, que está al borde de la extinción. Resident Evil: Capítulo final Critica: Muy buenas a todos, antes de empezar me gustaria explicar que yo he sido fan de esta saga de Resident Evil desde el primer dia y que he disfrutado de cada entrega (un poco menos de la quinta que fue un poco bodrio) y quiero decir que esta pelicula no tiene ni pies ni cabeza, se han cargado todo lo que hicieron las anteriores. Y no es solo mi opinión. Mi pareja nunca vio una película de Resident Evil, así que antes de ver esta entrega hicimos un maratón con las cinco anteriores y compartimos opiniones, entre la fan novata y el veterano. No pido efectos especiales de gran calibre ni actuaciones de 10, solo pido una historia que tenga sentido y este Resident Evil es un final que no encaja en nada con las anteriores Resident Evil, los puntos que han conectado en esta película no tienen que ver nada con los puntos importantes de las anteriores, es decir, este final es como el final de otra saga distinta de Resident Evil. No ha habido un acercamiento mínimo a los personajes. Todas las escenas de acción han sido rapiditas y sin gracia, con muertes de personajes que lo único que te preguntabas es ¿y este quien es?, todo para darle paso a una trama final que como he dicho, no tiene sentido.

Sweetheart

Suspense Terror Thriller
5.4

Jenn (Kiersey Clemons) se despierta en una solitaria isla tropical y no tarda en darse cuenta de que está completamente sola en ella. Para poder sobrevivir no sólo ha de luchar contra los elementos, sino también defenderse de la presencia maligna que aparece cada vez que cae la noche. Sweetheart Critica: ‘Sweetheart’, última película del director J.D. Dillard y presentada en el Festival Sundance 2019, no es una cinta de terror al uso. Se configura más bien como una propuesta de suspense, con la supervivencia como motor incombustible de la historia. Una mujer (Kiersey Clemons) despierta a orillas de la playa junto a un hombre malherido, por el que no puede hacer nada para mantenerlo vivo. Ataviados con chalecos salvavidas, se intuye que son parte de un naufragio. Dillard gradúa con paciencia artesanal las causas que colocan a sus personajes de esta suerte. La parquedad explicativa forma parte de un entramado que no precisa de grandes fuegos de artificio para sostener la tensión. Meritorio el convertir un argumento que lleva inscrito en la frente lo prosaico, en un ejercicio de estilo austero, pero de innegable eficacia. La primera parte de ‘Sweetheart’ coloca a la protagonista ante la tesitura de sobrevivir, indagar en ese pequeño islote dónde queda confinada, con vestigios de una anterior presencia humana. La de una familia que dejó objetos y otros enseres abandonados. Primer indicio, junto a otros meticulosos detalles, de que en realidad no está sola. Y abre paso al monstruo. Una extraña criatura que surge de las profundidades del mar por la noche. Dillard no se complica la vida con el aspecto de la bestia. Antes de su aparición en pantalla, apenas una silueta a modo de ánima, y unos gruñidos difíciles de identificar con una onomatopeya, aceleran la respiración de la joven. Cuando se hace visible, parece una caricatura grotesca del hombre anfibio que imaginó Guillermo del Toro para ‘La forma del agua’. Quedan patentes las limitaciones presupuestarias de ‘Sweetheart’. Las prioridades corren por otro lado. La llegada a la isla de otros dos naúfragos en una balsa, llevados por la resaca, facilitan que la película incorpore elementos del thriller más convencional. Se resuelven a partir de dos principios: brevedad (82 minutos de metraje), y el adorno de las elipsis mediante una sugestiva ambigüedad.

El Halloween de Hubie

Comedia Terror
6.5

Pese a su devoción por el pueblo de Salem, Hubie Dubois (Sandler) reconoce que la noche de Halloween no es precisamente la más atractiva para los jóvenes desde hace unos años. En esta ocasión, no obstante, algo distinto está a punto de suceder, y sólo él podrá salvar esta mágica noche. El Halloween de Hubie Critica: Adam Sandler es un cómico conocido por todos. Algunos le odiarán y otros le amarán, pero nadie puede negarle su exitosa carrera. Personalmente me decanto por el segundo grupo, ya que suelo disfrutar con sus comedias, pero eso no quita que cuando sufro un bodrio protagonizado por él (que no son pocas veces…), lo afirme sin ningún tipo de tapujos. Hace unos años, y después de comprobar que sus últimas películas ya no eran tan rentables ni generaban el mismo interés entre el público, al menos en lo que respecta a los cines y la taquilla, firmó un millonario acuerdo con Netflix para ofrecer películas en exclusiva protagonizadas y producidas por él mismo. De dicho acuerdo han surgido entretenidas propuestas como Criminales en el mar o La peor semana (que, seamos sinceros, tampoco eran nada del otro aquel), pero también mediocridades como The Ridiculous 6. Pues bien, su nueva propuesta, El halloween de Hubie, es otra insufrible bobada del nivel del último ejemplo, entrando, de lejos, en el panteón de las peores películas de Adam Sandler, al mismo nivel de (y esto que voy a decir es fuerte…) Jack y su gemela. Imaginaos por dónde van los tiros. La verdad es que el horrible tráiler no daba lugar a equívocos, esperando una tontería más de Netflix, con un Sandler más preocupado de cobrar el jugoso cheque que de ofrecer algo decente, en un producto de usar y tirar. El problema es que es todavía más mala de lo que cabría esperar, que ya es decir. Y es que estamos ante una oportunidad perdida de ofrecer algo mínimamente entretenido, ya que tienes a un gran cómico, en el marco de Halloween (adoro ese día), con un producto perfecto para esas fechas y con un misterio que podría haber dado mucho más de sí. Pero nada, al final ofrecen una nueva propuesta vacía que desaprovecha vilmente todos los elementos que tiene a su alcance. Poco se puede decir de la dirección, ya que desaprovecha el entorno y la temática de la que dispone, en una realización perezosa y plana. Sorprende, porque el realizador es el mismo de la muy superior Little Nicky, un film de hace veinte años y que lucía mucho mejor que la memez que nos ocupa. Pero en fin, esto es lo que hay. En cuanto al guion (cortesía del propio Sandler y otro genio, lo cual es bastante preocupante), no hay por donde cogerlo. Mi teoría es que un buen día el señor Sandler y su compañero de fechorías se personaron en un instituto, dispuestos a realizar un brainstorming (lluvia de ideas, para que nos entendamos todos) de los de toda la vida, con la esperanza de recoger las suficientes ideas para componer su nueva obra maestra. El problema es que se equivocaron de clase y acabaron en una guardería (con todos mis respetos a los infantes), porque tela el nivel… tela. Es que ni un mono con un boli… Personajes que ocupan minutos y no aportan absolutamente nada (haciendo que la duración sea superior de lo deseado), escenas ridículas que causan el bochorno absoluto o ausencia total de risas o de terror (aunque se trate de una comedia, se podría haber aprovechado la ambientación y la fecha en que sucede la trama), en un sinfín de ejemplos que denotan que estamos ante un desastre indefendible. Adam Sandler vuelve a ofrecer un registro similar al mostrado en la también mediocre (aunque no tan lamentable) El aguador (The Waterboy) o la mencionada y genial Little Nicky. Personalmente le prefiero en su faceta chulesca y sarcástica, desplegada en films muy superiores como Un papá genial, Sígueme el Rollo o Pixels (film a reivindicar y uno de los mejores de su extensa filmografía), que no haciéndose pasar por una persona con disminución psíquica. Pero eso ya… En cuanto al resto del reparto, no sorprende en absoluto ver a los de siempre, como es el caso de Kevin James, Rob Schneider o Steve Buscemi (aunque sigue chocando que acepte cosas así, por muy amigo de Sandler que sea), pero sí que duele (y mucho) ver a actores de la talla de Ray Liotta o Michael Chiklis (los cuales vivieron tiempos mejores) haciendo el idiota en un producto de estas características. No se merecen algo así, y que nadie me venga con lo de que se lo están pasando en grande, porque no cuela… aquí no. En conclusión, estamos ante una aberración, un subproducto que jamás debería haber visto la luz, y donde solamente sus actores (Sandler y sus amigotes, porque los otros…) se lo pasan en grande, generando más bochorno que risas, en una “comedia” que no recomendaría ni a mi peor enemigo. Dolorosa hasta decir basta y una soberana tomadura de pelo. Y sí, lo sé, muchos disfrutarán con esta soberana estupidez, espectadores conformistas que se niegan a exigir unos mínimos de calidad a Netflix. Yo tampoco soy tan exigente, pero es que hay cosas que no paso, y esta perdida de tiempo absoluta es uno de esos casos en los que hay que levantar el puño y la voz y decir claramente: no, por aquí no. Cada cual con su conciencia, pero igual que os reconozco mi cariño por Sandler, también os confirmo que a veces dan ganas de dejarlo abandonado en una isla desierta durante algún tiempo, porque su última película es merecedora de cadena perpetua. De lo peor del año, sin lugar a dudas. Adam, por favor… respeta a tu público.