Madre oscura

6
Ben, un adolescente amargado por el divorcio de sus padres, pasa el verano con su padre en la costa para aprender a obedecer a los adultos. Sin embargo, el chico descubre que una bruja milenaria ha poseído a la vecina y pretende matarlo para que nadie averigüe lo que está sucediendo. Critica: Escribíamos, no hace mucho, sobre Lifechanger (Justin McConnell. 2018), una obra en la que tenía lugar el apoderamiento del cuerpo ajeno por parte del, por llamarlo de alguna manera, monstruo. En The Wretched pasa algo parecido aunque el trasfondo es totalmente diferente. La frescura de la cinta radica en un rodaje que parece hecho para adolescentes. Paradisíaco resort de vacaciones de verano en el lago Michigan, fiestas donde el alcohol hace de las suyas y alguno que otro escarceo amoroso. En fin, una nueva versión de The American Way of Life!, y un estupendo entorno para rodar una película de terror. The Pierce Brothers, Brett y Drew, de ponen de lleno a ello, que lo hayan conseguido o no depende un poco de cada uno y de cuan alto tengan el listón terrorífico. Ben lleva diecisiete años acudiendo durante las vacaciones de verano a ayudar a su padre en el resort que dirige. Sus sospechas sobre cosas sobrenaturales que suceden en la ciudad turística pasan desapercibidas para el resto. La vecina de al lado se empeña en darle la razón. Un gran ritmo, unas bonitas imágenes y unos efectos especiales de los cuales no se abusa en exceso, convierten a The Wretched en un film muy entretenido que te mantiene en vilo justo hasta el final, aunque este sea algo edulcorado. De todas formas esa suavidad está presente en casi toda su duración, y decimos casi porqué a cuentagotas nos va mostrando el rostro del mal, aquel que hace que nos removamos en la butaca pero que nos deja clavados a ella y aquel que sirve para que la totalidad de la obra se salve. De todas maneras el guion es uno de sus puntos fuertes. Salva la escasa originalidad con unas situaciones que se encadenan unas a otras de manera casi mágica. Tampoco busca, eso hubiera sido un error, un alocado in crescendo. Alterna escenas digamos que espeluznantes con otras algo acarameladas. ¿El resultado?, algo curioso y muy digerible para el espectador. Advertir, al que no esté muy acostumbrado a ver películas de terror, que el monstruito de turno se las trae, es feo de narices y nos pega algún que otro susto inesperado. En el apartado técnico, nombrar la fotografía a cargo de Conor Murphy y al extenso equipo de efectos especiales, maquillaje y stunt. En las interpretaciones nos encontramos con John-Paul Howard (Comanchería) en el papel de Ben y protagonista principal. Del resto destacar a la actriz de Disney Channel: Piper Curda, a Jamison Jones (Collusions) y a Zarah Mahler. Una cinta, para finalizar, que consigue con creces entretener. Su falta de profundidad a la hora de introducirse en el género quizá sea uno de sus puntos débiles. Pero sí que podemos decir que os lo pasaréis bien viéndola.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p DUAL Español Latino 07/02/2021 1.99 GB 371 Descargar
1080p DUAL Español Latino 07/02/2021 1.54 GB 169 Descargar
1080p DUAL Español Castellano 07/02/2021 1.54 GB 253 Descargar

También te puede interesar

Cut Off

Acción Crimen Drama Intriga Suspense Terror Thriller
7.8

Luchando con su nueva vida en Nueva Orleans, Clive sigue a Trevor, un ex profesor a su casa de campo en el pantano para obtener una nueva perspectiva. Mientras Trevor ayuda a Clive a lidiar con sus demonios, Clive se ve envuelto en una misión para matar. Cut Off Critica: Está muy claro el gran vínculo del director alemán Christian Alvart con el cine de terror, pues después de firmar trabajos como Pandorum, Expediente 39 o Antikörper eso deja huella. Esta vez no dirige un film de terror puro, pues estamos ante la adaptación de la novela escrita por Sebastian Fitzek y Michael Tsokos donde narra las peripecias de un asesino en serie y un padre desesperado por salvar a su hija. En manos de otra persona esta premisa se hubiese detenido en un thriller cargado de suspense, pero Alvart usa el terror a su favor para crear una atmósfera malsana digno del mismísimo Jigsaw. El policía forense Paul Herzfeld encuentra dentro de un cadáver una cápsula metálica que contiene una serie de dígitos y el nombre de su hija. Al llamarle para comprobar qué está pasando, esta le pide auxilio, pues ha sido raptada por un asesino en serie sediento de juegos macabros. Aquí empieza una carrera contrarreloj para Paul en afán de rescatar a su hija. Me era familiar la filmografía del director Christian Alvart pero solo en su vertiente de terror, pero al descubrir Cut Off he podido comprobar que realmente tiene buena mano para trabajar en cualquier género que se proponga. Creo que la única pega al trabajo del director haya sido a la hora de adaptar la novela, pues estamos ante una trama realmente elaborada, que tal vez al tenerla por escrito facilite las cosas a sus lectores, pero al plasmar todo este entramado de nombres, situaciones, giros y lugares remotos a la pantalla por momentos puede resultar un tanto estresante. En más de una ocasión he estado a punto de sacar papel y lápiz para no perderme nada. Creo que estamos ante una cinta la cual requiere de un segundo e incluso tercer visionado puesto que todo el universo que envuelve a este macabro caso del asesino en serie está plagado de pequeñas pistas y guiños que en conjunto hacen mucho más satisfactorio el resultado final del visionado. A pesar del batiburrillo que Alvart provoca al espectador con su guion, estamos ante una película que engancha desde el minuto 1 y no permite al espectador ni parpadear, gracias a una atmósfera realmente trabajada y unos personajes carismáticos, junto a una trama que no deja nada al azar, estamos ante uno de esos thrillers que no dejan indiferente una vez llegan los títulos de crédito. Como antes dije uno de los puntos fuertes de esta cinta son sus personajes, o lo que es lo mismo sus actores, pero aunque todos están a un nivel excelso debo destacar a Moritz Bleibtreu y Lars Eidinger. El primero ya que logra que el espectador empatice con su personaje totalmente y nos muestra todo un abanico de emociones según avanza la trama. Y Eidinger porque nos regala un malo para el recuerdo, tan retorcido como Jigsaw y tan carismático como un villano de la saga Bond. Una grata sorpresa ha sido toparme con Cut Off, lo nuevo del director alemán que sigue manteniendo un nivel muy alto en todos sus trabajos. A pesar de no estar ante un film de terror 100% sí que es un thriller cargado con muchos elementos de terror que lo hacen particularmente escabroso y totalmente recomendable.

Culto a Chucky

Suspense Terror
5.3

Encerrada durante los últimos 4 años en un psiquiátrico, Nica Pierce está convencida erróneamente de que ella, y no Chucky, asesinó a toda su familia. Pero cuando su psiquiatra introduce una nueva "herramienta" para facilitar la sesiones en grupo de sus pacientes -un muñeco con una inocente sonrisa- empieza una cadena de extrañas muertes en el psiquiátrico, y Nica empieza a preguntarse si al final no estará tan loca como creía. Culto a Chucky Critica: La saga 'Muñeco Diabólico' tiene numerosos fans, entre los que me encuentro. Ya son casi 30 años desde la primera. Desde entonces "Chucky" no ha parado de acuchillar y asesinar ofreciendo grandes e icónicos momentos. Con mayor acierto (Muñeco diabólico -1988-, Muñeco Diabólico 2 -1990-, La Maldición de Chucky -2013- ) o menor acierto (La Novia de Chucky -1998-, El Hijo de Chucky -2004- ). En esta séptima entrega, regresa sobre todo, para asentarse y continuar la senda de la satisfactoria anterior secuela. Aquella vuelta a los orígenes, ofreciendo un clásico slasher que devolvía seriedad a la colección. 'Cult of Chucky' (2017) es desde ya, la más salvaje y violenta de la franquicia. Cada asesinato, asciende hacía una extrema brutalidad. Además, se explota novedosamente el elemento sobrenatural, algo que ya era un carácter más en la saga. Y lo llamativo de este capítulo, es que los personajes secundarios (enfermos de un psiquiátrico), transmiten mayor turbidez que el propio muñeco asesino. Lo que ayuda a sembrar un ambiente desagradable. La película, finalmente, alcanza su propósito de trasladar una sensación malsana. Lo negativo, es el guión. En los últimos minutos, algunas situaciones se vuelven caprichosas, desembocando en un desenlace, aunque sorprendente, pero retorcido. Don Mancini y su equipo, rectifican en el apartado técnico. "Chucky" vuelve a ser operado por la técnica animatronic, y le devuelve ese aspecto realista y de credibilidad en sus movimientos y gestos. Algo que se perdió en 'La Maldición de Chucky' con el uso de Cgi en su rostro y forma de actuar. Una secuela directa para fieles de la colección, que lo pasarán bien seguramente. No es mejor que la anterior, o las más emblemáticas, por esos mínimos defectos en el guión, pero convence como "cinta slasher" por su gore crudo, ganas de arriesgar, e innovar. Con un final abierto incluido para una nueva secuela. Y una escena post-créditos que rescata un querido y conocido personaje.

Nación salvaje

Comedia Suspense Terror Thriller
6.3

Salem ya no es el de los juicios por brujería. De hecho, el Salem de los smartphones es mucho peor. El hackeo y la publicación de buena parte de la información íntima de sus ciudadanos hará que la gente de Salem pierda los papeles, desencadenando una ola de violencia que termina arrastrando a cuatro chicas, acusadas de estar detrás de este hurto cibernético y perseguidas como si fuesen brujas de nuestros tiempos. Nación salvaje Critica: Todo indicaba a que la película iba a ser para adolescentes por las imágenes del póster, pero mi sorpresa fue mayor cuando empiezo a ver la delgada línea roja que hay entre la privacidad y cómo te puede arruinar tu vida una mentira filtrada en internet por un hacker. Puede que sea un refrito de muchas películas no digo que no, pero resulta la mar de divertida y gamberra. Posiblemente tiene un arranque lento, pero poco a poco se va convirtiendo en toda una sátira de horror y una de caza de brujas (incluso el pueblo se llama Salem). Primero se exponen los secretos sucios del alcalde, luego el director de la escuela secundaria y luego los ciudadanos descubren que sus mensajes de texto y galerías de fotos privadas se han compartido con todos en la ciudad. Las autoridades rastrean la actividad hasta la casa de Lily, y la ciudad se transforma en una histeria colectiva con sed de sangre, desatando una locura contra este grupo de chicas muy populares y activas en la redes sociales. El guionista y director Sam Levinson (Another Happy Day) es el encargado de plasmar en imágenes esta historia tan surrealista, pero tan cercana a la vez y con esos significados ocultos que nos harán recapacitar. Combinando perfectamente el drama, el horror, el thriller, la acción, la comedia, la denuncia a la sociedad americana y su clima político actual con discursos que van desde la homofobia, la transfobia, el machismo o la misoginia. El ritmo es vertiginoso, el montaje es excelente, y hubo muchísimos aplausos en el pase que vi en el Festival de cine de Sitges de este año. Destino Arrakis.com

El juego del miedo IV

Crimen Suspense Terror
6.1

Jigsaw y su aprendiz Amanda están muertos. Ahora, luego de hacerse público el asesinato de la detective Kerry, dos agentes del FBI, el Agente Strahn y el Agente Pérez, llegan a la aterrorizada comunidad para ayudar al veterano detective Hoffman a examinar minuciosamente los restos grisáceos que quedaron de Jigsaw, y así resolver el rompecabezas. Sin embargo, cuando el Comandante Rigg, perteneciente a la brigada especial SWAT, es secuestrado y empujado dentro del juego, contará con tan solo noventa minutos para triunfar en una serie de trampas dementes y salvar a un viejo amigo o enfrentar las consecuencias mortales... El juego del miedo IV Critica: Que manera más asbsurda de prolongar una saga. Si la anterior ya me parecía mala ésta no hay por donde cogerla. Pero en este caso concreto la calidad no está reñida con la continuidad ya que serán todo lo malas que queramos pero los señores de Lions gate films se están haciendo de oro con estas clases aceleradas de bricomanía en humanos, así que vamos a tener saws hasta el día del juicio final por la tarde. A destacar del guión la puesta en escena de las famosas trampas de puzle, que para ser francos es lo único que interesa al público, cada vez más ávido de emociones fuertes. La historia no vale un pimiento, es absurda y por momentos confusa. Y lo más irrisorio de la trama es la motivación del dueño del títere... Ése cambio de status quo que le hizo pasar de ser el marido perfecto amante de los relojes seculares a convertirse en el dependiente más exquisito del Leroy Merlín; ¡vamos por favor eso no hay quien se lo trague!. En fin, una autopsia más y cuatro neuronas menos...

Exorcista - El comienzo

Misterio Suspense Terror
5.2

Precuela de "El exorcista" (The Exorcist, 1973), de William Friedkin, que relata el primer encuentro del padre Lankester Marin (Stellan Skarsard) con el diablo, en África, durante la Segunda Guerra Mundial. Exorcista - El comienzo Critica: Curiosa historia la de El exorcista: El comienzo. Schrader la rodó enterita y su montaje disgustó tanto a los productores que ofrecieron a Renny Harlin volver a hacerla desde el principio. Harlin aprovecha alguna de las escenas de Schrader para hacer, según mi punto de vista, una película mucho mejor que La versión prohibida (la de Schrader, que por desgracia no hace honor a su nombre). De Renny Harlin había visto poco. La jungla 2 y Pesadilla en Elm Street 4. Los dos trabajos del finlandés me habían disgustado bastante, la verdad. El guion de Alexi Hawley está construido para ser fiel a la película de 1973 y darle un orígen digno. Sin alardes ni yéndose por las ramas, lo consigue (relativamente). Harlin utiliza trucos de mercadillo para asustar y convierte la película en un clon de cualquier producción de terror actual, en la que manda la poca luz y los sustos son previsibles, pero así y todo consigue ser la única que consigue, a menor escala, sobresaltar del mismo modo que la primera. Harlin tira de gore y de cambios de plano simples para asustar al espectador, que es de lo que se trata, pues quien piense que puede hacerse una secuela digna de un clásico atemporal como es El exorcista está muy, muy equivocado (yo lo estuve). Lo peor de la película son, sin duda, los efectos digitales. Lo de las hienas, en pleno siglo XXI, es inaceptable. Sin embargo, los efectos que se utilizan en el desenlace son bastante sorprendentes, visto lo visto. Stellan Skarsgard es un crack. El actor sueco se las apaña para brillar con cualquier papel, ya sea protagonista, secundario o se limite a aparecer dos minuts. En El comienzo imprime un carácter al 'Padre Marin' que se acerca al de Max Von Sydow y eso son palabras mayores. LIzabella Scorupco sorprende y mucho. La actriz, cantante y modelo polaca está a un nivel sensacional, como si se hubiese dedicado toda la vida a actuar. Yo, que no tenía ni puta idea de quién era, quedé fascinado... por varios motivos. Pasable, aunque poco más, el trabajo de James D'Arcy, muy limitado por un personaje que tiene poco que ofrecer, así como por su escasa capacidad para transmitir lo que sea. Resumiendo, que es gerundio: vilipendiada por la crítica y por el público, tras El comienzo y su monumental fracaso llegó La versión prohibida (que más bien debería llamarse La versión que no quisieron los productores y que tuvieron que aceptar por cojones, aunque el título es algo largo). A mi entender, esto no debió suceder, pues la obra de Renny Harlin es inmensamente mejor que la de Paul Schrader. Por mucho que Schrader sea un guionista soberbio (Taxi Driver, La última tentación de Cristo...) eso no te convierte en un buen director. Ni en director, qué coño.

Nunca digas su nombre

Suspense Terror Thriller
5.1

Cuando tres estudiantes universitarios se mudan a una vieja casa fuera del campus, sin querer, liberan a "Bye Bye Man", un ente sobrenatural que persigue a quien descubre su nombre. Intentarán mantener su existencia en secreto para alejar al resto de una muerte segura. Nunca digas su nombre Critica: La era de los grandes psicópatas del terror ha terminado. Freddy Krueger, Jason Voorhees, Michael Myers, el Hombre Alto de 'Phantasm'... son todos hijos de una época que les prestaba absoluta atención, y su mitología ha acabado calando en interminables secuelas de mayor o menor calidad. Cualquier nueva adición no solo debe superar la propia película en la que se presenta, sino también medirse de alguna manera con la relativa grandeza de esos titanes que hicieron historia en su género. Por eso resulta simpática 'Nunca digas su Nombre', al presentar la figura del Bye Bye Man, y establecerlo como una especie de parca que te acosa en cuanto tienes la mala suerte de escuchar acerca de él. Su imagen acompañada de un terrorífico sabueso y la manera en la recolecta sus víctimas, que se creen completamente cuerdas pese a parecer locas, casi parecería digna de esos psicópatas de los que hablaba, y todas sus apariciones se guardan cierta efectividad de la que pocos mitos terroríficos pueden presumir. El problema viene por parte de sus víctimas: meros trozos de carne adolescente a los que confundir con sus ilusiones, y volver locos mientras les refleja sus frustraciones. Nancy Thompson y Laurie Strode también eran parte de la mitología de sus respectivos psicópatas, y sin una contrapartida semejante, el Bye Bye Man se diluye en una trama poco inspirada con algunas paranoias interesantes, pero poca chicha en general. La habitual policía incrédula por aquí (señora Moss, qué me hace usted aquí), la típica "señora/señor que explica cosas" (señora Dunaway, por favor)... los tópicos caen como fichas de dominó y hacen falta mejores personajes para defenderlos. Aun así, merece la pena ver este relato de un personaje terrorífico que depende de su historia para sobrevivir a las generaciones: no decir ni pensar nada de él es un desafío tan imposible que bien vale un ligero escalofrío. La lástima sería que, al contrario que Freddy y compañía, el Bye Bye Man no parece que vaya a tener una reputación que le gane hueco en el aterrorizado subconsciente colectivo.