El vínculo

5.5
Durante una visita a la madre de su prometido, una mujer debe combatir una misteriosa y perversa maldición que intenta apoderarse de su hija El vínculo Critica: Primer largometraje del director italiano responsable del cortometraje L'ora del Buio (2017), que está protagonizado por Riccardo Scamarcio (John Wick: Pacto de Sangre, 2017), y Mía Maestro (Secuestro Express, 2005). Durante una visita a la madre de su prometido, una mujer debe combatir una misteriosa y perversa maldición que intenta apoderarse de su hija. Sobre pasar la trama por un filtro de costumbrismo que se agradece, Lazos Malditos no consigue ofrecer un solo elemento lo más mínimamente original o sorprendente, con una historia sobrenatural que recuerda a mil películas mejores. En las actuaciones no encontramos mucho a destacar, con un Riccardo Scamarcio con el piloto automático, y la niña poseída interpretada de forma más que correcta por Giula Patrignani que resulta de lo más convincente de todo el film. Lazos Malditos es una película mediocre con algunas escenas correctas y un final decente, pero que aburre al espectador en poco más de 90 minutos, quedando como una propuesta completamente olvidable. Nota personal 4/10
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p DUAL Español Latino 06/10/2020 1.92 GB 322 Descargar

También te puede interesar

Un traidor entre nosotros

Intriga Suspense Thriller
6

Una joven pareja británica se va de vacaciones a Antigua, la pequeña isla caribeña. Allí conocen a un carismático millonario ruso que asegura pertenecer a la mafia rusa, donde es el mejor del mundo blanqueando dinero. El mafioso les invita a una fiesta donde les pide ayuda para solicitar asilo político en Inglaterra a cambio de contar todo lo que sabe, desenmascarando a todos los implicados, sus compañeros mafiosos, banqueros e incluso políticos británicos... Adaptación de la novela homónima de John le Carré. Un traidor entre nosotros Critica: Carente de la acción desmedida que se puede esperar de un típico thriller de nuestros días. Se ve que la novela de Le Carre va más enfocada a la trama surgida, al negocio, que a presentar una narración vibrante llena de violencia, tiros y sexo. El film tampoco es que sea una pérdida de tiempo, tiene su intriga y no pincha en el ritmo. El tema es la creación de un Banco Malo en Londres por un príncipe ruso. Un príncipe que no aclara su dinastía y Banco Malo porque servirá para blanquear el dinero de los malos, de los mafiosos, no el Banco Malo que sirve para recibir los créditos impagados y las famosas acciones preferentes. Esto, con el Brexit, creo que ya no podría suceder, y aunque pudiera suceder, parecen temas de economía inverosímil. Gente con cuentas por todo el mundo que confluirán en ese banco de la City. Luego, te quedas con ganas de algo más. Me hubiera gustado saber más de la pareja formada por el profesor y la abogada. Se involucran y están dentro de la movida con demasiada facilidad, aunque se va haciendo creíble la amistad surgida del profesor con el ruso. La figura del agente del MI6 (Damian Lewis) merecería también más atención, más desarrollo. El interés sube cada vez que aparece y su actuación es de lo mejor. En concreto, buen film de distracción del género espías.

Blue Story

Crimen Drama
6.9

Blue Story es una historia trágica de una amistad entre Timmy y Marco, dos jóvenes de códigos postales opuestos. Timmy, un joven tímido, inteligente, ingenuo y tímido de Deptford, va a la escuela en Peckham, donde entabla una amistad con Marco, un niño carismático y callejero del área local. Aunque a partir de códigos postales en guerra, los dos rápidamente forman una amistad firme hasta que se prueba y terminan en lados rivales de una guerra callejera. Blue Story representa elementos de las experiencias personales de Rapman y aspectos de su infancia. Blue Story Critica: Londres vive un incremento exponencial de la delincuencia y los crímenes que tienen al fenómeno de las tribus urbanas detrás. Tráfico de drogas, lucha por el territorio, marginación, guetos. Un caldo de cultivo potencialmente explosivo. No es de extrañar que el musical de Rapman en tres partes colgado en youtube, se haya convertido en un fenómeno de culto, recibiendo millones de visitas. En ‘Blue Story’, Andrew Onwubolu firma su ópera prima adaptando la exitosa serie. Stephen Odubola y Micheal Ward interpretan a dos amigos y compañeros inseparables. Estudian en el mismo instituto, salen juntos, acuden a las mismas fiestas. Son casi hermanos. Sin embargo el sentido de pertenencia a distintas pandillas juveniles acabará por enfrentarles. La conversión de los jóvenes en pandilleros no me la creo, está poco desarrollada. La veo tosca, forzada, surge porque sí, apelando directamente a la generación espontánea. Me he aburrido menos que con otras películas de un género prolífico en títulos a principios de la década de los noventa. Con una escenografía muy diferente, el rap es a ‘Blue Story’ lo que el rock and roll a la ‘American Graffiti’ (1973) del entonces desconocido George Lucas. La propuesta gana enteros cuando Onwubolu se transforma en Rapman. Y rapea en planos cuidadosamente escogidos, sustituyendo la voz en off como recurso para avanzar en la historia. Muestra sentido de la oportunidad e ingenio. La trama no sale de lo convencional y el desenlace no guarda secreto alguno, pero tiene algo atrayente. La energía y lo intimidatorio de los personajes marca el rasgo distintivo de la cinta. Como el lirismo que desprendía Mickey Rourke en ‘La ley de la calle’ (1983) de Francis Ford Coppola o el carisma de James Dean en ‘Revelde sin causa’, salvando siderales distancias, recordaré este debut por la presencia intermitente de Rapman. El que no se consuela es porque no quiere. Escrito por Juan Pablo Martínez Corchano para https://rockandfilms.es

La vida escolar

Comedia Drama
7.2

Samia es una joven treintañera que llega a una escuela de complicada reputación en un suburbio de París para ser la directora. Ahí tendrá que lidiar con los problemas recurrentes de la disciplina, la realidad social que pesa sobre la escuela y el vecindario, pero también con la increíble vitalidad y humor de los estudiantes y los demás profesores. La vida escolar

Leatherface: La máscara del terror

Misterio Suspense Terror
5.3

Precuela de la saga "La matanza de Texas", centrada en los años de adolescencia de Leatherface, su protagonista. El joven Leatherface escapa de un hospital psiquiátrico con otros tres reclusos y secuestra a una enfermera a la que llevará a un viaje por carretera de pesadilla mientras un policía trastornado le persigue. Leatherface: La máscara del terror Critica: ¿Qué más se podía decir de Leatherface y su familia? Generalmente, las secuelas de terror reciclan la historia base y la "actualizan" agregando nuevos personajes y situaciones. Pero sin duda las últimas películas de la saga de La masacre de Texas (Texas Chainsaw 3D y Leatherface) se atreven a ir un poco más allá y redondear a los personajes. A la distancia, la cinta original dirigida por Tobe Hoper se centraba en unos jóvenes asesinados por una familia caníbal, y eso era todo, quizá por los recursos económicos no se pudo crear un mundo más amplio, sobre todo, se sentía un poco esa necesidad porque no se nos presentaban más que pinceladas de lo que eran estos personajes. No fue sino hasta que en 2013 empezaron a cuestionarse ¿por qué Cara de cuero asesinaba?, ¿quiénes eran los integrantes de su familia? ¿tenían algún tipo de vínculo afectivo? En fin, preguntas que abrieron una brecha más amplia y actualizaron, por fin, la franquicia. En Leatherface acudimos a una especie de western moderno, donde la policía da caza a los pacientes de un psiquiátrico que más bien parece una sucursal de los hostales de Eli Roth. Esa es básicamente la premisa. En el medio nos encontramos con la cuestión de quiénes realmente moldean a Cara de Cuero, por qué pasa de ser un joven aparentemente no violento (quien incluso rechaza la violencia) a una máquina de carnicero. Esas preguntas que si bien no nos las hacemos, se agradece que sean respondidas de manera coherente y sin perder el estilo ni de la franquicia ni de sus directores, que ya se conviertieron en dignos representantes del nuevo horror francés.

Ultras

Drama
6.4

Nápoles. Con casi 50 años, Sandro sigue siendo el jefe de los Apache, el grupo de ultras con los que ha pasado toda la vida en el estadio: una vida de violencia, enfrentamientos, pasiones y valores inquebrantables. Pero ahora por primera vez, Sandro siente la necesidad de llevar una vida normal, de una relación, hasta de formar una familia. Y ha conocido a Terry, guapa y sin miedo a nada. Angelo tiene 16 años y considera a los Apache su familia, y a Sandro su guía, la persona que ha tomado el lugar de su hermano Sasà, fallecido hace unos años durante un partido fuera de casa. Ultras Critica: Netflix estrena simultáneamente dos producciones propias que tienen al mundo del fútbol como eje vertebrador: ‘Un juego de caballeros’ e ‘Hinchas radicales’. La primera es una miniserie que se desarrolla en Inglaterra a finales del siglo XIX. Tiempos en los que este juego aún poseía esa brizna de romanticismo aportado por lo amateur. La segunda supone el debut de Francesco Lettieri, introduciéndonos en el mundo de los aficionados ultras. La acción se sitúa en Nápoles. ”Los Apache” son un grupúsculo radical (ficticio pero extrapolable a cualquiera de los muchos que proliferan). Lettieri llena la pantalla de testosterona para ensamblar un drama sólido, vigoroso. Presenta a personajes primitivos, sin un ápice de complejidad, despojados por entero de cualquier ideología. Un atinado retrato de la violencia per sé. Las peleas, la búsqueda de notoriedad a partir del mamporro y el exceso como válvula de escape de ambientes socialmente deprimidos, se configuran como los verdaderos acicates. Para ello el individuo queda a merced del grupo. Su iniciativa personal debe subordinarse a una suerte de reuniones asamblearias en las que el más fanático lleva las de ganar. Por ello, en ‘Hinchas radicales’ el fútbol se mueve siempre entre bambalinas. Si no existiera, se encontraría con prontitud otro pretexto para encauzar todo ese torrente de frustraciones. La ventaja que aporta el deporte rey es ser fenómeno de masas. Eso les pone en el candelero. Los personajes principales están interpretados por Aniello Arena y Ciro Nacca, ambos magníficos. El primero es un cincuentón, jefe de ”Los Apache”, con un largo historial de brutalidad a sus espaldas. El amor y la edad harán que esté de salida. Desea cambiar de vida, abrazar cierta normalidad. Justo lo contrario que el segundo. Con 16 años idolatra al líder, lo tiene como modelo a imitar. El choque generacional se atisba inevitable. ‘Hinchas radicales’ mima su aspecto visual. Luce un ambiente de suburbio marginal, degradado. Rara vez los personajes aparecen sólos. Como si por sí mismos resultaran insignificantes. Lettieri, que se luce en la dirección de intérpretes, no acierta con el tono en la parte final. La veo demasiado contenida, ordenada. Algunas de esas escenas pedían a gritos una mayor crudeza y brusquedad, en lugar de apostar por un desenlace tan escrupuloso.

Exorcista - El comienzo

Misterio Suspense Terror
5.2

Precuela de "El exorcista" (The Exorcist, 1973), de William Friedkin, que relata el primer encuentro del padre Lankester Marin (Stellan Skarsard) con el diablo, en África, durante la Segunda Guerra Mundial. Exorcista - El comienzo Critica: Curiosa historia la de El exorcista: El comienzo. Schrader la rodó enterita y su montaje disgustó tanto a los productores que ofrecieron a Renny Harlin volver a hacerla desde el principio. Harlin aprovecha alguna de las escenas de Schrader para hacer, según mi punto de vista, una película mucho mejor que La versión prohibida (la de Schrader, que por desgracia no hace honor a su nombre). De Renny Harlin había visto poco. La jungla 2 y Pesadilla en Elm Street 4. Los dos trabajos del finlandés me habían disgustado bastante, la verdad. El guion de Alexi Hawley está construido para ser fiel a la película de 1973 y darle un orígen digno. Sin alardes ni yéndose por las ramas, lo consigue (relativamente). Harlin utiliza trucos de mercadillo para asustar y convierte la película en un clon de cualquier producción de terror actual, en la que manda la poca luz y los sustos son previsibles, pero así y todo consigue ser la única que consigue, a menor escala, sobresaltar del mismo modo que la primera. Harlin tira de gore y de cambios de plano simples para asustar al espectador, que es de lo que se trata, pues quien piense que puede hacerse una secuela digna de un clásico atemporal como es El exorcista está muy, muy equivocado (yo lo estuve). Lo peor de la película son, sin duda, los efectos digitales. Lo de las hienas, en pleno siglo XXI, es inaceptable. Sin embargo, los efectos que se utilizan en el desenlace son bastante sorprendentes, visto lo visto. Stellan Skarsgard es un crack. El actor sueco se las apaña para brillar con cualquier papel, ya sea protagonista, secundario o se limite a aparecer dos minuts. En El comienzo imprime un carácter al 'Padre Marin' que se acerca al de Max Von Sydow y eso son palabras mayores. LIzabella Scorupco sorprende y mucho. La actriz, cantante y modelo polaca está a un nivel sensacional, como si se hubiese dedicado toda la vida a actuar. Yo, que no tenía ni puta idea de quién era, quedé fascinado... por varios motivos. Pasable, aunque poco más, el trabajo de James D'Arcy, muy limitado por un personaje que tiene poco que ofrecer, así como por su escasa capacidad para transmitir lo que sea. Resumiendo, que es gerundio: vilipendiada por la crítica y por el público, tras El comienzo y su monumental fracaso llegó La versión prohibida (que más bien debería llamarse La versión que no quisieron los productores y que tuvieron que aceptar por cojones, aunque el título es algo largo). A mi entender, esto no debió suceder, pues la obra de Renny Harlin es inmensamente mejor que la de Paul Schrader. Por mucho que Schrader sea un guionista soberbio (Taxi Driver, La última tentación de Cristo...) eso no te convierte en un buen director. Ni en director, qué coño.