Boo! A Madea Halloween

5.4
Nueva aventura de la abuela Madea. Esta vez terminará en medio de un caos al pasar un Halloween en el que tendrá que defenderse de asesinos, fantasmas, demonios y zombis mientras que vigila cómo se comportan los adolescentes. Boo! A Madea Halloween Critica: Hay humor de muchas clases; más físico otros que se centran más en lo absurdo o en los diálogos pero este tipo de humor de Tyler Perry creo que se centra más en una mujer siendo ella misma diciendo cosas. Que no es que no me guste ese humor pero es que este en particular es aburrido, a mí personalmente no me hacía reír. Aparte de esto tenemos la película en sí, casi dos horas de nada, ni de comedia ni de terror, en fin, no entiendo a quién puede gustar esto, imagino que a afroamericanos que se sientan identificados pero después de esta experiencia no creo que vuelva a repetir porque eso de pasar calorcito mientras ves una película del aburrimiento como que no me va en absoluto. El presupuesto también ayuda bastante a matar el poco espíritu de la película porque es bastante bajo, las actuaciones también son malillas. En algunas escenas se nota que dicen las palabras como memorizadas, no les sale fluido. Total, es un horror y yo después de la hora y diez minutos aproximadamente no vi más, un dos porque ni siquiera quieres saber cómo termina, la quitas y punto. Para que se hagan una idea, en un famoso sitio de agregación de críticas tiene un treinta de cien que quiere decir que las críticas profesionales, no las de usuarios, son generalmente negativas. Y en la tomatá tiene un veintiún por ciento de cien o sea podrido total.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p DUAL Español Latino 01/05/2020 1.58 GB 49 Descargar
1080p DUAL Español Latino 01/05/2020 1.58 GB 24 Descargar

También te puede interesar

Pinocho

Aventura Drama Familia Fantasía
6.7

Adaptación de la clásica historia del muñeco de madera llamado Pinocho, que desea ser un niño de carne y hueso. Pinocho Critica: Gepetto, un viejo y solitario carpintero decide crear la marioneta perfecta, la más bonita, la mejor del mundo. La hace tan bien que tiene vida propia. Gepetto decide darle el nombre de Pinocho y criarlo como a un hijo. Pero Pinocho es un gamberro que se meterá en mil y un líos. Matteo Garrone (‘Gomorra‘, ‘Dogman‘) nos presenta una genial adaptación del clásico libro italiano ‘Aventure di Pinocchio‘, de Carlo Collodi. Parece que Garrone sea un experto en adaptar libros particulares, como hizo con el ensayo ‘Gomorra‘. En este caso la adaptación es más fácil, lo cual no le resta valor a su trabajo, en el que nos presenta unos personajes geniales, con unos efectos digitales extraordinarios. Algunos de los personajes son animales humanizados, mientras que otros simplemente tienen rasgos, como los bigotes del Gato. Garrone adapta el libro a imágenes de forma magistral, mágica. Y eso es, precisamente, uno de sus pocos defectos: tanto la novela como la película son muy episódicas, algo que en la segunda conlleva una falta de fluidez de la historia. Estamos ante una cinta bastante atípica, ya que no puedo decir que sea para niños ni para adultos, es un intermedio indefinido. Como la novela. En Italia esto no parece tan extraño, ya que el cuento es «de culto», es el libro infantil italiano por antonomasia, a un nivel que no tenemos en España con ninguno. Uno de los puntos fuertes de la película son los actores elegidos, sobre todo los protagonistas. Roberto Benigni (‘La vida es bella‘, ‘Pinocho‘) es Gepetto, un papel que no hizo en su versión del cuento, en la que interpretó a Pinocho. Benigni crea un Gepetto pícaro pero de buen corazón. El joven Federico Ielapi hace de Pinocho, y la verdad es que lo clava. Como secundarios, además del Hada (Marine Vacht) me gustaría destacar las actuaciones del Zorro (Massimo Ceccherini) y el Gato (Rocco Papaleo), divertidísimos. Técnicamente es sobresaliente. Además de efectos especiales tan increíbles, la fotografía, la ambientación, la banda sonora, todo hace que la inmersión en la historia sea total. Una fantasía, totalmente disfrutable. Mi consejo es que olvidéis versiones anteriores y os dejéis llevar por las nuevas aventuras de Pinocho.

El buen mentiroso

Comedia Crimen Drama Intriga Misterio
6.6

El estafador profesional Roy Courtnay no puede creer su suerte cuando conoce a la viuda adinerada Betty McLeish por internet. Sin embargo, a medida que Betty le abre las puertas de su vida y su hogar, Roy se sorprende al sentir que esta mujer le importa mucho más de lo que se podría imaginar. El buen mentiroso Critica: Pocas mentiras tan grandes como el propio cine. Una gran y prospera industria basada en la ficción, en la mentira. Acudimos a una sala pagando una entrada para ver una historia inventada. Y en el colmo de la contradicción salimos contentos si nos engañan bien, si consiguen que la ilusión creada contenga cierta verosimilitud. Esta película comienza con pequeñas mentiras que se intuyen dentro de otras mayores, todas bailando y coqueteando unas con otras, proclamando que los personajes no son lo que parecen. Y así va avanzando agradablemente, en un tono casi de comedia de timadores de guante blanco, con la carismática presencia de sus dos protagonistas principales como mayor reclamo. Pero el guión se vuelve más dramático, va desnudando poco a poco a los personajes, intentando alumbrar la verdad que se esconde detrás de toda la trama. Y cuando por fin sale a relucir, esa cruda verdad se antoja extraña, como si fuera de otra historia, incluso de otro género. Con esa realidad, todo debería ser muy distinto a lo que hemos visto durante la proyección (ver spoilers). Los personajes principales, antes que desenmascarados, antes que aparecer como impostores ante nuestros ojos, se revelan como protagonistas de una historia convenientemente impostada. Se ve bien, mantiene vivo el interés durante todo el metraje, pero resulta inconsistente, con un final demasiado previsible. Es incluso amena la mayor parte del tiempo, pero no alberga ninguna grandeza, ni en sus verdades ni en sus mentiras.

Charlie Says

Crimen Drama
5.6

Leslie Van Houten, Mary Brunner y Virginia Carlson son tres reclusas que han ingresado en prisión por haber participado en los crímenes de Charles Manson. A pesar de que la condena de estas mujeres era la pena de muerte, cuando esta es revocada, la sentencia pasa a ser un tiempo completo en la cárcel. En medio de este caos, aparece una joven estudiante llamada Karlene Faith, que se da cuenta de que estar tras las rejas no ha hecho otra cosa que aumentar los delirios que Manson había incrustado en sus mentes. Charlie Says Critica: Mary Harron, directora de la espectacular American Psycho del año 2000 nos trae la biografía de las tres jóvenes que participaron en los asesinatos de Sharon Tate y amigos. Fueron condenadas a cadena perpetua, y una joven estudiante, es encomendada con la tarea de mostrarles la cruda realidad de sus actos y sacarles el lavado de cebrero que les ocasionó Charles Manson. Bien actuada, tanto las tres mujeres y Manson, que está a cargo de Matt Smith (Doctor Who, The Crown) Pero el problema llega con la edición, la trama, y el ritmo. No ofrece nada relevante, y es que lo mejor que podrían haber hecho, es reconstruir la masacre en la casa de Roman Polanski, pero eso está ausente. Solo se basa en la psicología de las minas, con unos diálogos pocos interesantes y frustrantes. La falta de interés aparece en la primer media hora. Lo único que te puede mantener frente a la pantalla es la actuación de Matt Smith, y eso que tampoco tiene muchas escenas con él.

Gambito de dama

Drama
8.7

Kentucky, años 50. En el orfanato, una chica descubre que posee un talento extraordinario para el ajedrez mientras intenta superar una adicción.

Selma: El poder de un sueño

Drama Historia
7.5

Esta crónica sobre la lucha del político y activista Martin Luther King Jr. (David Oyelowo) en defensa de los derechos civiles se centra en la marcha desde Selma a Montgomery (Alabama), en 1965, que llevó al presidente Lyndon B. Johnson (Tom Wilkinson) a aprobar la ley sobre el derecho al voto de los ciudadanos negros. Selma: El poder de un sueño Critica: La conexión histórica entre los sucesos que narra la película y las recientes protestas en Estados Unidos es el principal atractivo de una película que gira en torno a la figura de Martin Luther King. Sin necesidad de abarcar toda su vida, la directora Ava DuVernay consigue hacer un certero retrato de su figura a través de un único pasaje de su vida, no tanto en lo personal como en lo profesional, representándolo como un gran estratega político, y reforzado además por la intachable interpretación de David Oyelowo. Sin embargo, a Selma le resultará difícil encontrar a su público fuera de Estados Unidos o enganchar a quien no esté especialmente interesado por el tema en cuestión, porque más allá de recrear unos sucesos históricos de forma impoluta, es incapaz de transmitir la urgencia, el nervio o la emoción de los momentos críticos, abordados desde el mismo enfoque que se ha utilizado para todas las películas sobre problemas raciales. Sí, 12 años de esclavitud era más efectista, pero también mucho más efectiva. Uno de los grandes motivos por los que Selma no llega adonde tiene que llegar es su obsesión por los discursos. Pierdo la cuenta de los discursos que da Luther King durante las dos horas de la película y resoplo cada vez que sus compañeros se suman al carro y recitan exaltados monólogos, unos compañeros a los que, por cierto, no se les define tan bien en la película como para que nos interesemos por ellos cuando en el desenlace aparecen las explicaciones sobre qué fue de ellos después. El presidente Johnson (Tom Wilkinson) y el gobernador de Alabama (Tim Roth) son retratados como los opresores blancos malvados, sin apenas matices, y para ser una película dirigida por una mujer, el sector femenino está reducido casi al mínimo: Coretta Scott King (Carmen Ejogo) queda representada como una esposa celosa y apocada, la luchadora por los derechos civiles Diane Nash se limita a ser una figurante con dos o tres líneas (desaprovechando así a Tessa Thompson, una joven actriz en alza) y Oprah Winfrey se reserva un anecdótico papel de mujer apaleada para involucrarse más en su labor como productora. En definitiva, Martin Luther King es el único que sale bien parado en esta película de muy buenas intenciones pero resultados infructuosos.

Una buena mentira

Drama
7.4

Un refugiado de la guerra civil sudanesa convive en los Estados Unidos con otros niños sudaneses. Tras su llegada a América, los pequeños conocen a Carrie, una trabajadora social que, consciente de su tragedia, trata de enseñarles cómo deben desenvolverse en un mundo tan distinto al suyo. Una buena mentira Critica: No cabe duda de que Falardeau ha hecho esta película con las mejores intenciones, y ha conseguido, además, que la mayoría de los personajes que retrata rezumen empatía con los otros, y con el espectador (al menos, conmigo). Porque -parece decirnos- más importante que el cine es el ser humano, su vida, su destino, su dolor, su alegría, su relación con los demás seres (... no sólo humanos). Pero, en cualquier caso, la primera parte de la cinta te atrapa, sobre todo por los protagonistas, niños que no parecen actores, que te implican inmediatamente en su historia, haciéndola creíble, cercana; esto último, claro, gracias también al excelente enfoque de la dirección, que otorga su punto justo a cada escena; y subyuga igualmente la fluida narración del curso de los acontecimientos del camino, duro, largo, hacia la salvación, que creo que está bastante bien resumida y resuelta. En la segunda parte, la antedicha empatía con los personajes destaca sobre la historia, porque ésta ya es algo menos trascendente (salvo en su tramo final), aunque logra mantener el interés. Las interpretaciones son estupendas, no quisiera destacar a nadie, aunque es evidente que los tres protagonistas superan con sobresaliente el reto, porque rezuman autenticidad (al final te informan que ellos fueron, en verdad, algunos de aquellos "niños perdidos" de Sudán). En definitiva, no por contentar a todo el mundo, como malpiensa alguna crítica anterior, sino por transmitir los valores perdurables más valiosos del ser humano, el director canadiense ha sabido encontrar y filmar, sin tener en cuenta las imposiciones de la nueva inquisición, una historia que por sí sola justifica salir una tarde al cine.